Notas viejas, sabores nuevos, centenarios - Pan de plátano con almendras y frutas

December 5, 2019

 

 

 

Hace unos días, involuntariamente abrí el baúl de los recuerdos. Abrí mi computadora y, por alguna razón, comencé a revisar notas viejas que había escrito hace años. Y si tu eres como yo, seguro tienes docenas de mensajes, recordatorios para ti mismo(a), notas de predicas, recetas, etc., que probablemente ya habías olvidado por completo.

 

Cuando comencé a leer, redescubrí todo tipo de cosas que había olvidado que existían. Encontré recetas, ideas para platillos, notas para mí misma sobre la vida, números de teléfono / contactos, listas viejas de compras, canciones y enseñanzas que me impactaron. Encontré listas de libros que quería leer, listas de lugares por ver mientras visitaba alguna ciudad, ambigüedades, cosas que me animaban, recordatorios, entre muchas otras cosas.

 

En muchos casos, únicamente escribí una frase. Sin explicación, ni contexto, y solo leerla fue suficiente para llevarme de regreso a otro tiempo, en un continente diferente, cuando estaba rodeada de una cultura y un idioma diferentes. Me hizo recordar el instante exacto en que escribí esas frases ... ¿Esto te ha pasado alguna vez? Tal vez, leer algo escrito en un diario viejo, que te transporta al pasado al momento en que lo escribiste.

 

Algunas notas me recordaron buenas temporadas, otras no tanto. Otras estaban llenas de felicidad, algunas llenas de tristeza y me hicieron acordarme de tiempos de pérdida y dificultades. Hubo unas llenas de emoción por grandes momentos de éxito, y experiencias increíbles que viví al máximo. Al final de todo, odas esas notas reflejan una cosa: V I D A.

 

También encontré docenas de recetas que aprendí de amigos locales de lugares en donde viví, o que yo misma creé, sustituyendo ingredientes porque mi presupuesto no me permitió comprar nada más jaja. Recuerdo que algunas de mis recetas inventadas vinieron a mí simplemente, porque detesto desperdiciar comida, así que me vi obligada a usar lo que tenía a la mano, o simplemente porque no podía encontrar los ingredientes correctos en mercados en diferentes áreas del mundo.

 

Una de las cosas más interesantes que encontré fue esta nota:

 

 

"No tengo muchos fracasos. Si estoy haciendo un pastel y falla, se convierte en un budín"

Clifford Crozier

 

 

Escuché esta frase hace unos años, mientras veía un documental sobre centenarios (personas que alcanzan a vivir más de 100 años de edad), a quienes se les preguntó sobre las cosas que lamentan en su vida, y las lecciones de sus años caminando en esta tierra. ¡Las respuestas fueron tan fascinantes! Estaban tan llenos de sabiduría y a veces muy cómicos, pero esta frase realmente me quedó grabada.

 

El Sr. Crozier dijo que a pesar de su edad, el hornea su propio pan, y por alguna razón, esa frase: "si estoy haciendo un pastel y falla, se convierte en un budín", me quitó un peso de encima y se me quedo grabada. Me dio una nueva perspectiva sobre lo que estaba viviendo en aquel momento. Fue alentador y me impactó, así que decidí escribirla nota para recordar en el futuro.

 

Lo curioso es que, antes de terminar de leer mi archivo de notas viejas, yo había intentado hacer una de las recetas viejas de pan de plátano que encontré. Pero, no me di cuenta hasta que ya había comenzado a prepararlo, que no tenía suficientes plátanos. Así que, cambié algunos ingredientes aquí y allá, y cuando terminé de hornearlo, se convirtió en un pan de plátano, y almendras con sabor a fruta… ¡Creo que ya tengo una historia que contar para cuando me convierta en centenaria!

 

Así que de mis notas viejas, creé un nuevo y delicioso pan, y quiero compartir mi receta con todos ustedes durante esta temporada de fiestas y convivencia. ¡Intenta hacerlo! Y, por supuesto, si eres alérgico a las almendras, simplemente omítelas.

 

¡Buen provecho!

 

 

 

Pan de plátano con almendras y frutas

 

 

 

INGREDIENTES:

 

 

1 taza de harina de trigo para todo uso

1 taza de trigo integral

3/4 cucharadita de polvo para hornear

1/2 cucharadita de sal

1 taza de azúcar granulada

1/2 taza de azúcar moscabada

1/4 taza de mantequilla, suave

3 huevos grandes

1 taza de plátanos machacados (2-3 plátanos)

1 1/2 taza de mora azul (congeladas o frescas)

1/4 taza de yogurt natural

3 cucharadas de ron

1/2 cucharadita de extracto de vainilla

1/2 taza de almendras

1/2 taza de azúcar en polvo

2 cucharadas de jugo de lima o limón fresco

 

 

 

INSTRUCCIONES:

 

 

Precalienta el horno a 350 °.

 

Combina la harina, el bicarbonato de sodio y la sal. Revuelve con la batidora.

 

Coloca la azúcar granulada y la mantequilla en un tazón grande; bate con la batidora a velocidad media hasta que esté bien mezclado. Agrega los huevos, 1 a la vez, batiendo bien después de cada adición.

 

Agrega plátano, yogurt, ron y vainilla; bate hasta que quede bien mezclado.

 

Añade la mezcla de harina; bate a baja velocidad hasta que se mezcle bien.

 

Revuelve las moras azules y almendras. Mezcla cuidadosamente con la espátula.

 

Coloca la masa en un molde para pan de 9x5 pulgadas cubierto con mantequilla y harina; espolvorea almendras - o nueces de preferencia - en la parte superior

 

Hornea a 350 ° durante 1 hora (Sabrás que el pan esta listo cuando al insertar un palillo de madera en el centro y al sacarlo esta limpio).

 

Dejar enfriar en la bandeja durante unos 10 minutos y, con cuidado pásalo a una rejilla.

 

Mezcla el jugo de lima (o limón) con el azúcar en polvo y bátelo. Rocía sobre el pan caliente. Deja que se enfríe completamente en la rejilla.

 

¡Buen provecho!

 

 

NOTA:

 

  • Si no encuentras mora azul, puedes substituir con pasas.

 

 

No olvides tomar una foto de tu pavo y compartir tu experiencia con nosotros usando: #johastable y @johastable

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

OTHER

POSTS

December 7, 2019

Please reload

© 2020 Joha's Table. All right's reserved