• Johana Williams

Tormenta polar y champurrado mexicano (Atole de chocolate)


El clima polar llegó a Luisiana y, como muchos otros en el área, nos quedamos sin servicio de electricidad y me vi obligada a tomarme un momento sin tecnología y pensar en cuánto dependemos de la electricidad en nuestra vida diaria.


Me senté en mi sofá cubierta en un par de frazadas y ví por la ventana. Mi vecindario se veía hermoso, cubierto con una fina capa de hielo, blanca como la nieve. Las ramas de los árboles congelados, y las flores del jardín parecían revestidas de cristal. Por un momento, este frío me recordó los inviernos que he pasado ​​en otras áreas frías del mundo, recuerdo un invierno particularmente frío en Tayikistán.


Tayikistán es un país muy pequeño ubicado en Asia Central. Está lleno de montañas y colinas: los tayikos (o tajiks) se sienten especialmente orgullosos de vivir en medio del "techo del mundo", el gran conjunto de las montañas Parmir que se extienden hasta el Himalaya y otras, formando algunos de los lugares más altos de tierra. Aunque los tayikos han tenido una historia difícil, hay una fuerza gentil muy particular en los tayikos que no he encontrado en ninguna otra cultura. Su herencia persa les enseñó hace siglos a ser hospitalarios. Ahora esa hospitalidad es parte de su naturaleza.


Los inviernos tayikos son duros, las temperaturas pueden llegar a -40 ° F. Muchas carreteras se cierran durante el invierno debido a la nieve y el hielo, pero las personas han desarrollado formas de mantenerse con vida, y calientes durante esos fríos inviernos. Sin electricidad, mis anfitriones tayikos colocaban un calentador de carbón debajo del centro de la mesa, cubierto con una manta gruesa. Todos nos sentábamos a su alrededor para mantenernos calientes.


En las aldeas, a menudo me daban un cubo de manteca de cerdo congelada con cebollas picadas y cilantro para mantenerme caliente (¡No sabe tan mal cuando hace tanto frío! ¡Jaja!). Recuerdo que en esos momentos extrañaba mucho una bebida tradicional para los días fríos que tenemos en México, es hecha con harina de maíz y chocolate: Chapurrado. En aquel tiempo solo tenía polenta a la mano, así que eso es lo que usaba. Mis amigos tayikos lo disfrutaron y yo estaba feliz de compartir algo cálido con ellos. Estoy agradecida por el cálido amor que recibí de mi familia tayika durante mi tiempo allí.


Mientras estaba sentada en mi sala en Luisiana, también pensé en el cálido amor que he recibido de la gente de esta comunidad y en lo mucho que trabajan muchas personas anónimas para mantener funcionando los servicios básicos (como agua, carreteras, electricidad, basura, correo, etc.)


¡La electricidad volvió al final del día! Al día siguiente, nuestras tuberías se congelaron y nuestros dulces vecinos, ofrecieron su ayuda cuando más lo necesitamos. Este clima frío me hizo ver la comunidad de buen corazón que tenemos ... Estoy agradecida por mis bendiciones.


Hoy quiero compartirles la receta de Champurrado. Champurrado es una bebida de chocolate con consistencia espesa, es hecha durante los días fríos en México. En mi ciudad solemos tomarlo sobretodo por las frías mañanas. Espero que lo disfrutes y te ayude a mantenerte caliente durante los días fríos.



CHAMPURRADO - CHOCOLATE MEXICANO


INGREDIENTES:


3 tazas de agua

2 rajas de canela

3/4 taza de piloncillo (panela / bloque de caña de azúcar morena) *

7 onzas de barra de chocolate (200gr)

1 taza de leche (opcional)**

½ taza de harina de maíz


*Puedes sustituir con azúcar morena oscura.

**Muchas recetas tradiciones no llevan leche, yo la añado a mi versión porque me gusta el toque cremoso que le da.


INSTRUCCIONES:


1. Disuelve la harina de maíz en una taza de agua, déjalo a un lado.

2. En una olla mediana a fuego medio, agrega dos tazas de agua, barras de chocolate, canela y piloncillo. Revuelve constantemente hasta que los ingredientes se disuelvan.

3. Cuando los ingredientes se hayan disuelto, vierte lentamente la mezcla de harina de maíz a través de un colador mientras revuelve la olla. Agrega leche si lo prefiere y sigue cocinando entre 5-7 minutos.

4. Si la bebida se espesa demasiado, agrega más agua y disminuye la flama. Recuerda que, al igual que el roux, siempre que se enfríe se espesará.


Sírvelo bien caliente y ¡Buen provecho!


Si te gustó esta receta, checa mi ponche de frutas

8 views0 comments

Recent Posts

See All