Joha's Table

  • Johana Williams

Sirviendo comidas calientes en Lake Charles – Pollo al horno

Updated: Sep 18




Hace un par de días, mi esposo y yo viajamos a Lake Charles, Luisiana, para ayudar con las etapas iniciales de recuperación después de que el huracán Laura devastó el área.

Me encontré trabajando como voluntaria con una organización que estaba preparando comidas calientes para cualquiera que lo necesitara. Mientras cortaba en cubitos cientos de kilos de cebollas en el insoportable calor de Agosto en la zona del desastre, comencé a pensar en la columna de Joha's Table de esta semana.

En medio de la pandemia mundial que estamos viviendo, comencé a observar las crisis a mi alrededor. Toda una ciudad sin electricidad, sin acceso a agua potable y mucho menos agua en el drenaje, sin internet, ni recepción telefónica; casas destrozadas, árboles enormes arrancados de raíz por la tremenda fuerza del viento como si un gigante los hubiera arrancado del suelo y los hubiera arrojado por todas partes sin importarle en donde caerían los escombros.

Estaba pensando en cómo la semana pasada no planeé estar en una zona de desastre preparando y sirviendo comida para la gente, pero también pensé, en que tan diferente pudo haber sido esta historia si el huracán Laura se hubiera mantenido en curso, o simplemente se hubiera movido unos pocos kilómetros hacia el este. Puede que hubiera sido yo quien necesitaría que le sirvieran una comida.

Estoy agradecida por la misericordia y protección de Dios, y absolutamente no dejo de agradecer por la seguridad de nuestra ciudad.

Esta semana conocí una maravillosa organización cristiana llamada Mercy Chefs.

Mercy Chefs, es un grupo de chefs que se han propuesto como misión, ir a áreas de desastres naturales, instalar cocinas móviles, preparar y servir deliciosas comidas calientes para todos los que lo necesiten. El fundador es el chef Gary LeBlanc, quien inició la organización sin fines de lucro en Nueva Orleans, después de ver la calidad de las comidas que se servían a las personas después del huracán Katrina.

Uno de los chefs me dijo que ella misma ha sido víctima de un incendio en una casa, un huracán y literalmente huyó de un tornado.

El amor y la pasión ellos por alimentar no solo el cuerpo, sino las almas de los que llegaban hambrientos y descorazonados, fue verdaderamente conmovedor e inspirador. El domingo, el menú de la cena consistió en pollo ahumado con verduras y puré de papas, con un trozo de pan recién horneado y fruta fresca. ¡Un plato completo hecho con amor y servido caliente! Servimos más de 3500 almuerzos y cenas en total solo en ese momento.

Poner un plato de comida caliente en manos de quienes lo han perdido todo no tiene precio.

Mercy Chefs es una organización 501 (c) 3, y te invito a ti, a tu iglesia, tu grupo de amigos y familiares a hacer una donación a ellos u otras organizaciones que ayuden a reconstruir los lugares afectados por desastres naturales. También lo animo a que te ofrezcas como voluntario(a) en las próximas semanas para ayudar a nuestros vecinos en Lake Charles a recibir el alivio que tanto necesitan durante este tiempo.

Para obtener más información, busca a Mercy Chefs en las redes sociales @mercychefs o visita: www.MercyChefs.com

Inspirada por Mercy Chefs, aquí está mi deliciosa y jugosa receta de pollo horneado rápido con verduras.

¡Disfruta y mantente a salvo!



POLLO AL HORNO Y COLES DE BRUSELAS

INGREDIENTES:

5 piezas grandes de pollo (pierna y muslo de preferencia)

1/4 taza de orégano fresco, picado *

1/4 taza de albahaca fresca picada *

3/4 cucharadita de sal

pimienta negra, al gusto

1 lb de coles de Bruselas, cortadas y cortadas por la mitad (1/5 kg)

1 libra de camote (o batatas), peladas y picadas en trozos de 1/2 pulgadas. (1/2 kg)

2 cucharadas de aceite de oliva

* Si usa ingredientes secos, reduce la cantidad a la mitad.

INSTRUCCIONES:

Pollo:

Sazona el pollo con sal y pimienta. (Si es posible, sazona la noche anterior, al menos con sal y pimienta, para asegurarte de que la carne esté llena de sabor).

Prende el horno a 450 ° F.

Pon el pollo adobado en una bandeja, y cúbrelo con papel de aluminio. Deja espacio entre el pollo y el papel de aluminio para evitar que se pegue a la parte superior.

Hornea en el horno durante unos 20 minutos. Para aquellos que tienen un termómetro de cocina, la temperatura interna segura del pollo es de 165°F.

Una vez que el pollo esté cocido, retira la tapa de aluminio, y enciende el modo asador, déjalo asar durante aproximadamente un minuto, o hasta que adquiera un color dorado en la parte superior. ¡NO LO DEJES DESATENDIDO! Se te puede quemar.

Verduras:

Pon el horno a 450°F

Coloca las verduras en una bandeja, distribúyelas uniformemente, y sazona con una pizca de sal kosher, pimienta negra, un poco de orégano y albahaca (preferiblemente seca) y rocía aceite de oliva.

Mételos al horno unos 7 minutos, o cuando alcance un color bonito que se vea cocido (sin quemar). No los dejes desatendidos. El tiempo puede variar.


Saca la bandeja del horno y listo.

¡A disfrutar!

© 2020 Joha's Table. All right's reserved