• Johana Williams

Rosas con Rosa y parfait de cereza

Updated: Feb 14



Cuando era adolescente, no me importaba el Día de San Valentín. Me encantaban las aventuras, salir de viaje, probar cosas nuevas y pasar tiempo con tantos amigos como fuera posible. Hubo un año, que mi iglesia anunció el próximo campamento de verano para el grupo de jóvenes. Y como toda buena familia con tres adolescentes en la que todos querían ir al mismo campamento, los gastos eran bastante apretados para mis padres. Así que, como en muchas otras ocasiones, ellos aprovecharon ese momento como una oportunidad para enseñarnos cómo reunir y ahorrar nuestro propio dinero.


Mi amiga Rosa estaba en un predicamento similar, necesitando levantar fondos para poder ir al campamento juvenil. Decidimos ser creativas y comenzamos a recaudar dinero, haciendo de todo, desde vender pan dulce en las calles de la Ciudad de México hasta lavar autos en el estacionamiento de la iglesia. Hasta que se nos ocurrió una gran idea: deberíamos vender rosas el día de San Valentín en el campus universitario.


Sabíamos que los mejores precios por rosas de tallo largo se encontraban en el “Mercado de Jamaica”, uno de los mercados más tradicionales ubicado en el corazón de la Ciudad de México. Así que, planeamos comprar muchas rosas y venderlas individualmente.


Pasamos la noche en casa de la hermana de Rosa, que vivía cerca del mercado. Nos despertamos antes del amanecer del 14 de febrero y caminamos hacia nuestra aventura empresarial. El mercado era enorme, tenía tantos pasillos y tiendas diferentes que cualquiera podría perderse fácilmente. Y aunque era muy temprano en la mañana, el lugar ya estaba lleno de gente cargando cajas de frutas, verduras y diversas flores en cantidades industriales.


¡La diversidad de flores, colores, texturas, formas y belleza que vi fueron inolvidables! Nunca había visto algo así en mi vida.


Elegimos a un comerciante de flores y, tras una rápida negociación, hicimos un buen trato y compramos docenas de rosas, incluso más de las que habíamos planeado inicialmente. En ese mercado, todo se vende a granel, incluyendo las rosas que compramos.


Una vez en casa, las podamos y envolvimos en bolsas individuales, colocándolas en cubetas (baldes) de agua helada y nos paramos en la puerta principal del campus universitario. Rápidamente descubrimos cómo incrementar nuestras ventas: simplemente, ofrece una flor a una chica mientras pasa con su amor de San Valentín. ¡El chico rara vez pierde la oportunidad de complacerla comprándole una rosa!


La mayoría de nuestros clientes ese día fueron novios olvidadizos o maridos que estaban desesperados por un bonito y rápido regalo de San Valentín para su pareja. Después de solo un par de horas, ¡Las vendimos todas! Ese día recaudamos todo el dinero que necesitábamos para nuestro campamento, y terminamos nuestro exitoso y extremadamente agotador día dándonos un gustito comiendo un parfait.


Así que hoy, en memoria de ese increíble día de San Valentín, les comparto una receta de parfait de pay de queso y cerezas que es muy simple y muy sabroso. En realidad, este fue el resultado de un delicioso accidente culinario en mi propia cocina a manos de mi esposo hace solo unos días.


Ya sea que celebres el Día de San Valentín dando obsequios lujosos, o no hagas nada en absoluto, esta es una gran excusa para preparar este parfait y disfrutarlo con tus seres queridos.


¡Feliz día de San Valentín!


Parfait de cereza

(Aproximadamente 4 porciones)


INGREDIENTES:


8 oz (225 gr.) de queso crema

1 lata (14 oz/400gr) de leche condensada azucarada

1/6 taza de jugo de limón

1/6 taza de agua

1 cucharadita de extracto de vainilla

1 lata (20 oz) de relleno de pay de cerezas

Migas de galletas Graham (Puedes sustituir con galletas marías en migajas y/o granola)


INSTRUCCIONES:


1. En un tazón grande, bate el queso crema hasta que quede esponjoso.

2. Agrega la leche condensada, jugo de limón, agua y vainilla.

3. Empieza a acomodarlo en capas en varias tazas, comenzando con una capa de migas de galletas, seguida de una capa de relleno de pay de cerezas y una capa de la mezcla cremosa, y repite el proceso hasta que la taza esté llena.

4. Enfría en la nevera durante unas 3 horas.

5. Cuando esté listo para servir, decora con crema batida y una cereza.


¡Buen Provecho!


Si te gustó esta receta, checa mi receta de roles de canela!

© 2021 Joha's Table. All right's reserved 

All images are property of JohasTable.com©