• Johana Williams

Roles de especia de calabaza, pasamanos y nuevas mezclas (pumpkin spice rolls)


Este otoño ha sido particularmente un desafío para mí. Algunos asuntos personales me han hecho darme cuenta de lo agridulce que puede ser la vida, y de cómo puede cambiar en un instante. Pero al final del día, lo que realmente importa es cómo enfrentamos esos momentos que cambian la existencia.


El viaje de la vida puede llevarnos a lugares que nunca pensamos que íbamos a visitar o vivir, o nos empuja a dejar lugares de los que pensamos que nunca íbamos a partir.


La vida es como un tren, yendo de una estación a otra. Creo que una señal de madurez, es viajar con inteligencia. Cualquier viajero ávido entiende lo que significa viajar ligero. Cuando llevas solo lo necesario, el viaje se vuelve más agradable, y puedes adaptarse más fácilmente.


Viajar liviano en la vida no solo significa dejar atrás lo malo, lo feo, lo traumático, los resentimientos, la falta de perdón, lo doloroso; también significa avanzar. En palabras del autor C.S. Lewis:


“Superar una experiencia dolorosa es muy parecido a cruzar el pasamanos. En algún momento, tienes que dejarlo ir para seguir adelante. "


Los niños aprenden este principio en el patio de juegos. Mientras cruzaba el pasamanos, me detenía de repente por cualquier motivo, sintiendo la presión de seguir adelante porque había una fila de niños detrás de mí, gritándome por detenerlos. Ese es un caso de la vida real... jaja


Cuando era niña, odiaba el pasamanos. Se sentía demasiado largo. No creía que mis brazos flaquitos fueran lo suficientemente fuertes como para aguantar hasta el final. Mi papá me decía: "No mires qué tan lejos está el final, solo haz uno a la vez", mientras el sostenía mis piernas suspendidas en el aire.


No fue hasta más tarde que comprendí que cuanto más tiempo me quedaba allí, más me cansaba y más dolor iba a sentir.


Encontrar y mantener mi propio ritmo fue la clave para no quedarme estancada… porque, una vez que me detenía, de alguna manera, siempre comenzaba a pensar que mi única opción era caer dolorosamente al suelo derrotada y en dolor.


Sorprendentemente, esto también significa dejar atrás las glorias del pasado, esos preciados momentos de “conquista” que sucedieron. Por hermoso que sea recordar esos momentos y aferrarse a esos trofeos, cuando los llevas, no te das cuenta de que no estás dejando espacio para nuevas conquistas hermosas, nuevos éxitos y nuevas victorias. Cruzar el pasamanos una vez me dio esperanzas para la próxima, pero la verdad es que cada vez que lo intenté, me desafió y tuve que concentrarme en hacerlo una otra vez más.


Este otoño me hizo darme cuenta de que, nos guste o no, el tren de la vida mantiene su horario, y no esperará a nadie ni a nada. Depende de nosotros elegir dejar atrás lo que nos está retrasando y subirnos al tren, o quedarnos en la misma estación el resto de nuestras vidas.


En medio de los desafíos, como muchas personas, necesitaba encontrar algo confortante. Y hay ciertas comidas que son mágicas a la hora de consolar el corazón; los roles de canela son una de esas comidas reconfortantes para mí. Me recuerdan momentos simples y felices de mi vida.


La comida es mi arte, así que esta vez hice algo diferente. Hice mi propia mezcla de especias de calabaza, sustituí algunas porciones, y salté en el tren, aterrizando en: ¡La estación roles de especias de calabaza!



Roles de especial de calabaza (pumpkin spice)

(Esta receta hace unos 25-30 roles pequeños, o 12 de tamaño gigante)


INGREDIENTES


2 1/4 tazas de agua tibia

4 1/2 cucharadita de levadura activa (2 paquetes)

3 cucharada de azúcar

1 cucharadita de sal

3 cucharadas de mantequilla

5 1/2 a 6 tazas de harina para todo uso (si es posible, harina de panadería)

1/2 taza de mantequilla derretida

1 taza de azúcar morena (bien apretada en la taza)

4 cucharaditas de especia de calabaza*.


INGREDIENTES (glaseado):


1 taza de azúcar glass

1 ½ cucharada de leche

1 cucharada de mantequilla derretida

1 cucharadita de extracto de vainilla


* Yo hago mi propia mezcla de especias de calabaza. Aquí está mi receta: Mezcla 2 cucharadas de canela molida, ½ cucharada de jengibre en polvo, ½ cucharada de nuez moscabada, y ½ cucharada de clavitos de olor molidos.


INSTRUCCIONES:


1. En un tazón grande pon el agua tibia y vacía la levadura. No lo muevas, deja la mezcla remojar por alrededor de un minuto.


2. Pasado el minuto, agrega lentamente el azúcar, la sal, la mantequilla y la harina, bate hasta que esté bien combinado, sigue batiendo por unos minutos más.


3. Extiende un poco de harina sobre una superficie plana (mesa) y extiende la masa en un rectángulo, que tenga menos de ¾ de pulgada de grosor (aproximadamente ½ cm).


4. Unta la mantequilla derretida por todo el rectángulo de la masa con la mezcla de azúcar y la mezcla de especia de calabaza.


5. Empieza a enrollar desde uno de los lados largos, poquito a poquito, no lo aprietes mucho pero lo dejes muy suelto.


6. Una vez que tienes el rollo, se verá como un palo. Corta el rollo en trozos de más o menos 3 centímetros de ancho.


7. En una bandeja para hornear previamente engrasada, coloca cada uno de los pedacitos que cortaste uno junto al otro.


8. Tápalo con un trapito de cocina y déjalos reposar en un lugar oscuro y sin corriente por 45 minutos. Hasta que crezcan al doble.


9. Prepara tu horno a 375*F (190*C) y mete la bandeja con los roles, que ya debieron haber crecido al doble. Déjalos hornear por 20 minutos. (Depende de la potencia de tu horno, si es muy potente quizás estén listos unos minutitos antes).


10.Mientras se hornean prepara el glaseado: mezcla en un recipiente el azúcar glass, leche, mantequilla derretida y vainilla. Si está muy espesa, añade unas gotitas de leche (¡no muchas!).


11.Una vez que los roles estás horneados, sácalos del horno y barniza con el glaseado mientras están calientes.

¡Buen Provecho!



Si te gustó esta receta checa nuestra receta de galletas de chocolate

Recent Posts

See All

© 2021 Joha's Table. All right's reserved 

All images are property of JohasTable.com©