Joha's Table

  • Johana Williams

Ponche de frutas | Posadas y Navidad en la Ciudad de México

Updated: 4 days ago

¡La temporada navideña en México es la mejor! Claro que mi opinión es parcial porque pasé la mayor parte de mis años de formación en la Ciudad de México, pero también, ¡Es una verdad simple de ver!

Al igual que en muchos otros países del mundo, la gente en México decora sus casas con árboles de Navidad, cuelgan hermosas coronas de flores en las puertas y colocan lindos muñecos de nieve, elfos y renos en sus hogares. Las luces cubren árboles, postes y casas por toda la ciudad, y hay flores de nochebuena rojas por todas partes.

Las calles de los vecindarios son decoradas con faroles - linternas mexicanas hechas de papel con hermosos colores y dibujos navideños-. Las personas parecen estar de buen humor, mientras celebran con amigos y familiares. Muchos viajan a sus pueblos natales y se toman el tiempo para disfrutar de sus seres queridos. Incluso en el trabajo, todos tienen "convivios" (reuniones/fiestas) donde siempre hay toneladas de comida, juegos y regalos.

¡Las tradiciones de México durante esta época festiva del año son algunas de las mejores del mundo!

Una de mis tradiciones navideñas mexicanas favoritas son las "Posadas".

Las posadas son celebraciones que tienen lugar por las noches, a partir del 16 de diciembre, nueve días antes del día de Navidad, cuando dos personas se visten como personajes de la Biblia, José y María (¡En mi ciudad, a veces alguien se viste como burro también! Jaja).

Junto con un grupo de personas, caminan por el vecindario, cantando canciones que recuentan la historia bíblica de José y María en busca de un lugar para dormir en Belén. Cada noche durante nueve días, el grupo toca una puerta en el vecindario y los residentes de la casa participan en la canción, respondiendo que no tienen un lugar para que se queden los “viajeros”, despidiéndoles. Todas las noches, una casa diferente les niega la entrada, hasta la víspera de Navidad, cuando los residentes abren las puertas y les dan la bienvenida.

Después de la caminata, los niños parten coloridas piñatas en forma de estrella, tradicionalmente llenas de frutas (¡sí, fruta!) Y dulces. También hay música, ya que todos cantan "villancicos", y se les da "aguinaldos" (una bolsa con dulces) a todos los niños. Pero mi sabor favorito de la temporada es: Ponche de Frutas.

Ponche de frutas es una bebida caliente hecha con frutas de temporada, con un sabor muy singular producido por la acidez del tamarindo, la dulzura ahumada del piloncillo (bloque de azúcar solida), y el fragante aroma de la canela. Esta bebida solo es hecha durante esta temporada en México, y desde que era una niña, asocio la deliciosa fragancia de Ponche con pasar Navidad en las frías noches de la Ciudad de México y la diversión de las posadas.

Cuando era niña, mi familia y yo residíamos en Venezuela. Cada diciembre, viajaríamos a México para visitar a la familia. Tengo claros recuerdos de mi abuelo, Papa Jorge, cortando las tiras de caña de azúcar en la cocina para hacer el ponche. El recuerdo del aroma único de ponche hecho por una de mis tías o mi abuelita, servido en jarritos de barro me pone de buen humor y levanta mi espíritu navideño.

Quiero compartir mi receta con todos ustedes, con la esperanza de que esta bebida agregue un sabor especial a su Navidad, así como lo hace conmigo.

Cada familia tiene una receta diferente, y esta es la mía. He agregado algunas sugerencias para hacer substituciones de ingredientes que quizás no puedas encontrar si estas fuera de México.

¡Feliz Navidad a todos!


Ponche de Frutas Navideño

(alrededor de 20 tazas)


INGREDIENTES:

2 conos de piloncillo de 8 onzas cada uno (cerca de 1/2 kilo) o 2 tazas de azúcar moscabada

3 varitas de canela (alrededor de 4 pulgadas -10 centímetros)

1 libra de guayabas (1/2 kilo), corta las puntas.

1 taza de ciruelas pasas

1/4 taza de pasitas

2 tazas de manzanas picadas (2-3 manzanas grandes)

1 libra de caña de azúcar (una vara de alrededor de 5 pies -1.5 m - ) cortadas en secciones y peladas en trozos de 3-4 pulgadas (7-10 centímetros).

1 libra de tejocotes -frescos si es posible – y pelados (1/2 kilo)*

1 taza de vainas de tamarindo peladas y desvenadas**

1 galón de agua

Ron al gusto.

*Si no tienes tejocotes frescos a tu alcance, ¡No hay problema! Puedes hacerlo sin ellos. En países en donde no los he encontrado lo he hecho sin tejocotes y el sabor es cercano. Puedes añadir mas manzanas, a veces yo le he puesto un par de peras en trocitos, o experimenta agregando naranjas rebanadas.

** El tamarindo puede ser sustituido con flor de Jamaica (Hibiscus tea). Yo prefiero hacer mi ponche con tamarindo. En mi opinión le da mejor consistencia y sabor. Puedes añadir los dos si así lo deseas – mi mama lo hace con ambos y queda muy rico también- pero en gustos se rompen géneros, y a veces tenemos que ajustarnos a lo que tenemos disponible.

Si no tienes tamarindo o flor de Jamaica, alguna vez probé un ponche con una mezcla de jugo de arándanos, y el sabor es cercano por la acidez del arandano.

INSTRUCCIONES:

En una olla grande, a fuego medio, añade el galón de agua, el piloncillo (o azúcar moscabada), la canela, el tamarindo y los tejocotes frescos que toman un poquito mas para cocinarse. Si estas usando tejocotes embotellados, no los agregues aún.

Déjalo cocinando hasta que el piloncillo se disuelva completamente. Tomará alrededor de 10 minutos.

Pasado ese tiempo, disminuye la hornilla a fuego lento, con una cuchara de madera, presiona el tamarindo contra las paredes de la olla, para ayudarle a disolverse entre el agua, a mi me gusta hacer esto para exprimir el sabor del tamarindo y ayudar que se mezcle mejor con el agua. Si tienes tiempo, con un colador, extrae las semillas de tamarindo que se han soltado en el agua.

No es algo que hago frecuentemente porque toma un poco más de tiempo, pero cuando puedo lo hago, es un buen detalle sobretodo si estas sirviendo a niños, ¡Tus invitados lo disfrutaran!

Coloca el resto de los ingredientes en la mezcla: ciruelas pasas, pasitas, cañas, manzanas, guayabas y si estas usando tejocotes embotellados, agrégalos en este momento también.

Déjalo cocinar entre 45 – 50 minutos. ¡Sirve llenando el vaso con fruta y el liquido y disfruta!


Con piquete:

Prepara la olla de ponche y cuando esta listo, sepáralo en dos diferentes ollas. Haciendo una “con piquete” al añadir el ron al gusto a una de las ollas, y dejar la otra olla de ponche virgen para niños y quienes no deseen tomar alcohol.

Si la mayoría de tus invitados no desea tomar alcohol, ¡Sirve el ron directamente en la taza de quien lo desee! Y… ¡Salud!


¡Feliz Navidad a todos!


Prueba esta receta y comparte con nosotros usando #johastable


Lee más recetas navideñas como El pan de Jamon navideño!

© 2020 Joha's Table. All right's reserved