Joha's Table

  • Johana Williams

Mi primer Dia de Acción de Gracias / El Pavo perfecto de Joha

Updated: a day ago



Cuando era un niña, creciendo en América Latina, siempre vimos películas y escuchamos música de Estados Unidos.


Recuerdo que mis hermanos y yo nos acostábamos en el piso de la cocina viendo televisión mientras mi mamá estaba cocinando o haciendo otra cosa. Por una razón, nos gustaba estar allí, en lugar de la sala de estar o en alguna de las habitaciones, la vida ocurría en nuestra cocina y allí pasamos muchas horas cuando éramos niños.


Recuerdo haber visto programas como: “El principe del rap" (Dato curioso: ¡Hasta el día de hoy, todavía puedo cantar la canción de la introducción completa en español!)

Recuerdo haber visto a Cory y Topanga enamorarse en “El mundo de Cory", también veíamos "Full House” (en Venezuela se llamaba “3 por 3” y, por supuesto, ¡Salvados por la campana!


Yo fui un niña de los noventas! Usaba overoles (bragas) y faldas a cuadros, bailé la Macarena original, vi la película original del Rey León en el cine (y lloré ...), ¡y puedo citar algunas partes de la película original de Karate Kid con Daniel San y el Señor Miyagui!

Desde que era muy pequeña, siempre me entusiasmó escuchar sobre otras culturas y tradiciones diferentes a las nuestras, y había una tradición en la cultura estadounidense que me interesaba especialmente: El día de Acción de Gracias.


Los programas de televisión que veía, siempre tenían un episodio en el que toda la familia se sentaba alrededor de una gran mesa festejando y disfrutando juntos de un delicioso pavo.


Con los años, participé en celebraciones de acción de gracias con amigos estadounidenses de todo el mundo. ¡Una vez estuve en una celebración en la que comimos pollo porque no pudimos comprar pavo! Siempre vi la nostalgia en los ojos de mis amigos estadounidenses ese día.


En una ocasión, uno de mis amigos me dijo: "es bueno celebrar aquí, pero no es lo mismo…”, mientras compartían historias cómicas de días de acción de gracias en la casa de sus abuelas y con sus familias.


Mis amigos me dijeron que esta festividad se celebra el cuarto jueves de Noviembre de cada año, y se cree tradicionalmente que el origen de esta celebración fue un día en que los peregrinos y los nativos americanos compartieron la celebración de la cosecha.


Después de casarme, pasé el Día de Acción de Gracias en los Estados Unidos por primera vez con la familia de Aaron. Estaba muy emocionada al respecto, y tenía mucha curiosidad sobre los sabores auténticos de todo, sabiendo que mi suegra es una cocinera increíble, mis expectativas eran muy altas… y no me decepcionó!


Lo primero que noté fue que la celebración comenzó muy temprano en el día. En mi mente hispana, supuse que la celebración comenzará en la noche y continuaría toda la noche (como la mayoría de las fiestas en mi ciudad y con mi familia).


Había demasiada comida en la mesa, platillos de todo tipo: pavo, jamón, salsa de arándanos, ejotes, puré de papas, pastel de camote, macarrones con queso, panes, pastel de calabaza, salsas hechas del jugo de carne, relleno de pavo, pan dulces, ensalada (para calmar la culpa ...).


Yo quería probar todo y aprender todos los sabores. Empecé a poner cosas en mi plato y seguí volviendo a la cocina más tarde para "probar otra cosa”.


Al final de esa noche, había comido tanto, que ya no podía moverme más. Todos la estaban pasando bien, riendo y charlando a mi alrededor, los niños jugaban y corrían, y yo estaba inmóvil en el sofá.


Mientras estaba sentada allí, en estado vegetal, pasando por un estado de coma alimenticio, recuerdo haber visto a mi alrededor, todos los detalles y a todos, y esas palabras de mi amigo volvieron a mi cabeza: "es bueno celebrarlo aquí, pero no es lo mismo"... finalmente entendí por qué no era lo mismo...


Cuando llego la hora de ir a dormir,  ¡Sentí que me iba a morir asfixiada por la comida mientras dormía! No me podía acostar así.


Aaron me dijo: “Joha, es por eso que comenzamos muy temprano en el día, este es un maratón, debes entrenarte para comer poquitos todo el día, para que aguantes todo el día sin enfermarte. Vayamos al centro comercial a caminar", a lo que respondí:"a medianoche?", sonrió y dijo:" ¡Oh, te sorprenderá lo que estás a punto de ver! "


Subimos al carro con nuestro sobrino Jayden y fuimos al centro comercial. El lugar estaba lleno de gente haciendo filas en las tiendas, comprando todo tipo de cosas, los "compradores del Viernes Negro".


Las tiendas tienen la tradición de tener ofertas y remates el día después del día de acción de gracias, también conocido como "Black Friday”.


¡Fui testigo de que en muchos casos, los compradores pasan la noche afuera de una tienda para obtener grandes descuentos! ¡Como pantallas de Televisión por solo 2 dólares. ¡Precios increíblemente bajos!


Recuerdo esa noche, caminando en el centro comercial por un par de horas con Aaron y Jayden, mi nuevo sobrino, conociéndolo, hablando…  después de que le dije que me sentía tan llena de comida que ni siquiera podía reírme, por supuesto, durante la siguiente hora, no hizo otra cosa mas que tratar de hacerme carcajear... el ganó ese día, me reí tanto que me dolía el estómago… gracias a Dios no sucedieron accidentes, pero si estás buscando un parasito para fiestas, avísame, estoy segura que lo puedes contratar ;)


¡Mi primera experiencia del Día de Acción de Gracias me enseñó a comer poquitos de todo para sobrevivir toda la fiesta! pero también me enseñó cuanto amor tiene mi nueva familia por mí. Incluso cuando no me conocían muy bien, porque en aquel momento estaba recién casada, cada uno de ellos se tomó el tiempo durante ese fin de semana para que los conociera y conociera mejor su cultura. Estoy agradecida por cada uno de ellos!


El Día de Acción de Gracias es una festividad muy especial para mí, porque solo lo celebro con mi familia estadounidense. Es una hermosa tradición, tomarse un día para decir en voz alta por lo que estamos agradecidos.


Yo, por mi parte, estoy agradecida por la familia y los amigos que Dios me ha dado en esta nación.


Feliz día de acción de gracias a todos!


Aquí está mi receta de pavo horneado, pruébala y a disfrutar!




Receta: El pavo perfecto de Joha

(14 libras - 6 kilogramos)


* Alimenta cómodamente a unas 14 personas y nos sobraron unos días.


Los expertos recomiendan calcular aproximadamente 1 libra de pavo por adulto (Pavo de 14 libras = 14 personas)



INGREDIENTES (mezcla para marinar):


3-4 cucharadas de sal kosher

2 cucharadas de tomillo

2 cucharadas de salvia

10 ramas de perejil fresco

10 ramitas de romero fresco

2 cucharadas de pimienta blanca molida fresca

2 cucharadas de aceite de oliva

1 limón, cortado por la mitad

6 dientes de ajo, cortados por la mitad

1 manzana, en cuartos



INGREDIENTES (mezcla de inyección):


1/4 de la mezcla del marinado

1 libra (4 barras) de mantequilla

1 botella de vino blanco (vino barato, no tiene que ser caro ni lujoso, utilicé un Pinot Grigio barato) *

1 manzana, cortada en cubos

2 ramitas de romero fresco

2 dientes de ajo, cortados por la mitad



INGREDIENTES (Horneado de pavo con verduras):


Media botella de vino blanco *

4 zanahorias picadas

4 tallos de apio picados

1 chirivía picada

1 nabo picado

2 cebollas amarillas, picadas

2 dientes de ajo, machacados

1 cucharada de cebolla en polvo

1 cucharada de ajo en polvo

2 manzanas picadas

1 cucharadita de sal


INSTRUCCIONES:


Debido a limitaciones de tiempo, tuve que acelerar este proceso, agregue pasos y omitir otros. Termine teniendo un buen resultado...  aunque siempre mi recomendación es darle tiempo y atención a la comida.


Tenga en cuenta que esto es simplemente una guía: no seguí una receta tradicional (principalmente debido al tiempo). Trataré de publicar la receta más larga más adelante. Quizás después de haberla tratado de hacer yo misma.


Para que sea más fácil de seguir, decidí dividir el proceso de mi receta en tres partes; Lo llamo el ABC de mi receta:


A) DESCONGELAR EL PAVO (6 HORAS)

B) MARINAR E INYECTAR EL PAVO (12 HRS)

C) HORNEAR CON VERDURAS (5 HRS)



A) DESCONGELAR EL PAVO


INSTRUCCIONES:


Dependiendo del proceso que elijas, el tiempo que tengas y el tamaño de tu pavo, los tiempos para descongelar varían drásticamente.


Esta fue una de las formas más rápidas (sin dejar de ser segura) que encontré. Aunque existe el método de microondas (que también es seguro), pero simplemente no quise usar el microondas.


Compré mi pavo congelado 24 horas antes de la cena, así que tuve que descongelarlo en el lavabo (fregadero). Lo sumergí completamente en agua fría y cambie el agua aproximadamente cada 30 minutos hasta que se descongeló (tomo aproximadamente 6 horas).


Visita el sitio web del USDA para obtener más información y otras opciones seguras para descongelar un pavo:


https://www.fsis.usda.gov/wps/wcm/connect/fsis-content/internet/informational/en-espanol/hojasinformativas/preparacion-de-las-aves/hablemos-acerca-del-pavo/hablemos-acerca-del-pavo


B) MARINAR E INYECTAR EL PAVO (12 HRS)


Tal vez has escuchado en el pasado que el pavo debería pasar por un proceso llamado Salmuera (o también “salarlo por inmersión”) ... pero, ¿Qué es la salmuera?


Para aquellos que no están familiarizados con este término, la salmuera básicamente es sumergir el pavo en agua salada y otros ingredientes en el refrigerador, durante aproximadamente 12 horas. Este proceso suaviza la carne del pavo y lo hace más jugoso.


Debido a que no tenía suficiente tiempo (y espacio en mi refrigerador), no sumergí mi pavo en agua salada. Lo mariné, le inyecté una mezcla marinadora y lo dejé descansar durante la noche.


Idealmente, deberías poner el pavo en salmuera entre 24 y 48 horas antes de la cena, para permitir que la mezcla de salmuera y sal permeen la carne durante un tiempo prolongado, y para que el pavo se ablande.


El principio detrás de esta técnica es el siguiente: Mientras más tiempo le des, más sabor y suavidad tendrá el pavo.


Sin embargo, si no tienes mucho tiempo, tan pronto como el pavo se descongele, comienza el proceso de marinado, y déjalo reposar todo el tiempo que puedas, incluso si son solo unas pocas horas, eso realmente hace la diferencia:



MARINADO


INGREDIENTES (mezcla para marinar):


3-4 cucharadas de sal kosher

2 cucharadas de tomillo

2 cucharadas de salvia

10 ramas de perejil fresco

10 ramitas de romero fresco

2 cucharadas de pimienta blanca molida fresca

2 cucharadas de aceite de oliva

1 lima, cortada por la mitad

6 dientes de ajo, cortados por la mitad

1 manzana, en cuartos



INSTRUCCIONES:


1. Después de sacar el pavo del empaque de plástico original, asegúrate de enjuagarlo bien con agua. Coloca el pavo en un asador / bandeja para hornear pavo; asegúrese de quitar la bolsa de viseras del interior del pavo. Retira la malla plástica y el empaque (la pieza de plástico o el metal que ata las patas) y cualquier otra pieza de plástico que pueda tener. Ata las piernas con hilo de cocina.


2. Seca con una toalla de papel y frota el pavo con la mitad del limón. Después de cubrir todo el cuerpo del pavo, mete el limón en la cavidad.


3. Usando el aceite, ajo, ramas de perejil y romero, frota todo el pavo. Cuando termines, pon las hierbas y el ajo en la cavidad con la otra mitad de la lima.


4. En un tazón pequeño, combina todos los ingredientes secos de la mezcla para marinar: sal kosher, tomillo, salvia y pimienta blanca.


5. Separa aproximadamente 1/4 de la mezcla y resérvala (esto se usará en el siguiente paso).


6. Aplica el resto de la mezcla (3/4) sobre el pavo, y si es posible, entre la piel y la carne en la pechuga, las piernas y los muslos.



7. Cubre ligeramente y deja que el pavo descanse en el refrigerador mientras sigues trabajando en la segunda parte.


Para evitar contaminación cruzada: es muy importante lavar con agua caliente y jabón el lavabo (fregadero), y cualquier otra cosa que la carne cruda pudiera haber tocado.



INYECCION


INGREDIENTES (mezcla de inyección):

1/4 de la mezcla para marinar (del paso anterior)

1 libra (4 barras) de mantequilla

1 botella de vino blanco, (vino barato, no tiene que ser caro, nada lujoso, yo usé un Pinot Grigio economico)

1 manzana, cortada en cubos

2 ramitas de romero fresco

2 dientes de ajo, cortados por la mitad



INSTRUCCIONES:


1. En una olla pequeña y mediana, a fuego medio, derrite la mantequilla y agrega aproximadamente la mitad del vino. También agrega la manzana, las ramas de romero, el ajo y el resto de la mezcla para marinar.


2. Revuelve durante unos 2 minutos y retira del fuego. Déjalo enfriar un poco.



3. Coloca el pavo en la parrilla del asador, con la pechuga hacia arriba.


4. Llena el inyector de sabor (or jeringa de cocina) con la mezcla de mantequilla y vino (hazlo lentamente, para evitar obstrucciones de cualquier ingrediente sólido: ajo, manzana, romero).


5. ¿En dónde inyectas? ¡Haz huecos por todas partes del pavo! Inyecta pequeñas porciones de líquido en cada perforación por todo el pavo, sigue llenando el inyector hasta que se haya utilizado la mayor parte de la mezcla. Recuerda: la pechuga y los muslos son las partes más gruesas, así que asegúrate de inyectar esas áreas muy bien.


6. Ten cuidado de no inyectar demasiado en las áreas en donde la piel es más delgadas (como las alas), porque corres el riesgo de perforar el otro lado de la piel y que se derrame el líquido.



7. Una vez que hayas terminado de inyectar, toma las verduras y colócalas en el fondo de la bandeja, debajo de la rejilla.



C) HORNEAR CON VERDURAS



HORNEADO:


INGREDIENTES (cama de verduras):


Media botella de vino blanco

4 zanahorias picadas

4 tallos de apio picados

1 chirivía picada

1 nabo picado

2 cebollas amarillas, picadas

2 dientes de ajo, machacados

1 cucharada de cebolla en polvo

1 cucharada de ajo en polvo

2 manzanas picadas

1 cucharadita de sal



INSTRUCCIONES:


1. Precalienta el horno a 325 ° F


2. Retira el pavo del refrigerador.


3. Mezcla las verduras picadas (zanahorias, apio, chirivía, nabo, cebollas amarillas, dientes de ajo y manzanas) en un tazón con el ajo en polvo, la cebolla en polvo y la sal. (Si está demasiado seco, agregue una cucharadita de aceite de oliva, no demasiado).




4. Una vez que esté todo mezclado, toma algunas de las verduras e insértalas en la cavidad del pavo. Pon el resto en el fondo de la bandeja.


5. Coloca el pavo en el horno.


Mi pavo de 14 libras (alrededor de 6 kilogramos) tardó alrededor de 4½-5 horas en cocinarse por completo (sigue leyendo para saber a qué temperatura debe estar tu pavo cuando esta completamente cocinado).


Al colocar el pavo en la bandeja (antes de meterlo en el horno), algunos colocan de inicio la pechuga de pavo hacia abajo y lo voltean más adelante para asegurar asado oscuro alrededor del pavo. Sin embargo, yo no lo hice así. Cuando mi pavo estaba listo para ponerlo en el horno, estaba súper pesado y, siendo honesta, no estaba segura de hacer un buen trabajo volteándolo.


Así que, no lo volteé. Pero independientemente de eso, ¡Tomó un bonito color dorado por todas partes! ... ¿Cómo lo logre?


Moví y roté la bandeja del pavo  en el horno cada hora más o menos, porque la parte de atrás de mi horno está más caliente que el área cerca de la puerta.


Cuando la parte superior tenia un color cercano a como lo quería, lo cubrí con papel de aluminio para evitar dorar en exceso mientras el resto del pavo todavía estaba en proceso de cocción.


6. Abre el horno después de 30 minutos más o menos de haber empezado, y con una pera de succión o una cuchara grande, báñela con la mezcla restante de vino blanco y el líquido del fondo de la bandeja. Asegúrate de cubrir todos los lados, cierra el horno y pon una alarma para que suene después de otros 30 minutos.


Usa una cuchara grande para continuar bañando el pavo con el resto de la mezcla de vino cada 30 minutos a 1 hora.


Si las dos primeras veces no hay mucho líquido en el fondo de la bandeja, no te preocupes, lo habrá mas adelante. Es solo cuestión de tiempo para que el pavo comience a liberar todos esos jugos llenos de sabor.


7. Repite el paso 6 cada 30-40 minutos hasta que el pavo esté listo.


8. Presta atención al color del pavo. Cuando alcance el color que deseas obtener, tapa con cuidado la parte superior con papel de aluminio.


9. Use un termómetro de cocina para verificar la temperatura después de aproximadamente 4 horas. Está listo cuando el termómetro marca 165 ° F en la parte más gruesa de la pechuga y aproximadamente 170 ° F en la parte más gruesa del muslo.


Si el pavo está cerca de su temperatura perfecta, y aún le queda tiempo antes de que tus invitados lleguen, simplemente baja la temperatura del horno a 200 ° F y deja que se continúe cocinando en esa temperatura más baja.


10. Sácalo del horno y déjalo reposar durante unos 20-30 minutos. ¡NO SALTES ESTE PASO! Es sumamente importante dejarlo reposar, este paso permite los jugos se asienten en la carne.


11. ¡Corta tu pavo, sírvelo y disfruta! ¡Buen provecho!




No olvides tomar una foto de tu pavo y compartir tu experiencia con nosotros usando: #johastable y @johastable


Pronto compartiré mi receta de Salsa de Arándanos hecha en casa, super fácil y riquísima para acompañar el pavo ... ¡Manténte en sintonía!

© 2020 Joha's Table. All right's reserved